viernes, 4 de septiembre de 2015

Collonges-la-Rouge, región de Lemosín, Francia


Una ciudad medieval en color rojo, o mejor, una ciudad medieval increíblemente conservada, con la curiosidad de que el material que utilizaron para construir cada cada y edificio del pueblo, es la piedra de rodeno (o piedra de arenizca rojiza), lo que la distingue aún más.

Collonges-la-Rouge es una comuna en la región de Lemosín en Francia, con una pequeñísima población, y una innegable belleza visual. Sus calles angostas y empedradas invitan a caminarse, o hasta pintarse: y es que la ciudad, ha sido motivo para artistas y pintores que la retrataron y plasmaron sus ángulos en grabados y lienzos. Nacido como un convento, largos siglos de historia y una impecable conservación terminaron por ganar el reconocimiento como monumento histórico francés en el año 1942.

COMENTARIOS

OFERTAS DE AMAZON